Este colegio, consta de 75 alumnos. ya que al ser un colegio rural, las clases tienen un ratio muy reducido.

En Educación Infantil hay 20 niños/as matriculados, divididos en el segundo ciclo de Infantil, en 3 cursos:
- 1º Ed. Infantil
- 2ª Ed. Infantil
- 3º Ed. Infantil
Debido a el número de alumnos de este centro, los niños de las clases de 1º y 2º se unirán en una misma clase, siendo 10 los alumnos matriculados, y realizando cada uno de ellos unas actividades y desarrollando unos contenidos adecuados para su edad.
La clase de 3º de Educación Infantil recogerá a 10 alumnos.

Los alumnos restantes, que son 55, se encuentran cursando de 1º a 6º de Primaria. Podemos dividir la Educación Primaria en 3 ciclos, y a su vez estos en 2 cursos.
1º ciclo: consta de 20 alumnos
2º ciclo: podemos contar con 15 alumnos.
5º Primaria: en este curso nos encontramos con 9 niños matriculados.
6º Primaria: Es el curso más numeroso, ya que hay 11 niños/as matriculados en el curso.

Cabe destacar que en el centro encontramos 3 alumnos con necesidades educativas especiales, uno presenta TDAH, otro con Sindrome de Down, y un tercero que presenta hiperactividad, y que reciben clases de apoyo por parte de la PT del centro.
Desde el centro trabajamos y nos esforzamos por desarrollar cada día, la serie de objetivos, contenidos y competencias que corresponden a cada ciclo según el dectreto, y de realizar las adaptaciones curriculares necesarias para conseguir el mejor desarrollo de todos los alumnos matriculados en este centro.

. Las competencias básicas que debe alcanzar el alumno:


¿Cómo las definimos?

Son las habilidades que debe adquirir un estudiante durante la escolarización obligatoria. El término "competencias básicas" no es una mera definición de un concepto, sino que implica una completa reformulación de los métodos de enseñanza. Del "saber" al "saber hacer", de "aprender" a "aprender a aprender"; el objetivo es que, una vez cumplida la etapa de escolarización

educacion_fisica.jpg

obligatoria, los jóvenes hayan alcanzado una serie de competencias que les permitan incorporarse a la vida adulta y al mercado laboral de manera satisfactoria.

Saber sumar, restar, multiplicar o dividir ya no es suficiente para que un alumno de primaria supere con éxito una evaluación matemática. Si este alumno no es capaz de aplicar estas operaciones a un contexto real de la vida cotidiana, no habrá conseguido desarrollar una de las competencias básicas a las que se orienta el aprendizaje de ese área de formación y por tanto no habrá alcanzado los objetivos de la asignatura.

Y es que, a partir de ahora, tanto los objetivos de cada área de aprendizaje o materia, como los criterios de evaluación, la organización de la institución, la participación de las familias... todos los aspectos formales y no formales que afectan a la educación de los jóvenes en nuestro país se orientan hacia la adquisición final de lo que la Ley denomina Competencias Básicas.

Este término, presente en nuestro sistema educativo desde su introducción en el currículo tanto de Educación Primaria como en Educación Secundaria, se refiere a aquellas competencias que debe haber desarrollado un alumno al finalizar la enseñanza obligatoria para poder lograr su realización personal, ejercer la ciudadanía activa, incorporarse a la vida adulta de manera satisfactoria y ser capaz de desarrollar un aprendizaje permanente a lo largo de la vida. De este modo, el currículo de las áreas o materias de las diferentes etapas educativas obligatorias se ha diseñado de manera que cada una contribuya, en mayor o menor medida, al desarrollo y adquisición de ocho competencias básicas:


• Competencia en comunicación lingüística. • Competencia matemática. • Competencia en el conocimiento y la interacción con el mundo físico. • Tratamiento de la información y competencia digital. • Competencia social y ciudadana. • Competencia cultural y artística. • Competencia para aprender a aprender. • Autonomía e iniciativa personal.



¿Por qué se han introducido estas competencias en el currículo?


Principalmente como una respuesta a la nueva demanda en materia de educación que requiere la sociedad actual. Una educación y formación que, más que enfocada a la pura adquisición de conocimientos se oriente al desarrollo de destrezas y habilidades que resulten útiles para los jóvenes a la hora de desenvolverse de manera autónoma en la vida diaria. Es decir, además de "saber" los alumnos deben saber aplicar los conocimientos en un contexto real, comprender lo aprendido y tener la capacidad de integrar los distintos aprendizajes, ponerlos en relación y utilizarlos de manera práctica en las posibles situaciones o contextos a los que se tengan que enfrentar diariamente.

Pero la introducción de estas competencias en el currículo no afecta únicamente al diseño de las áreas de aprendizaje, sino que también implica un cambio en la organización escolar, ya que ésta contribuirá también a la adquisición de las competencias básicas. Las normas internas de los centros, las instalaciones de que dispongan, la organización de la biblioteca escolar, las actividades extraescolares... todo ello debe estar orientado a facilitar el desarrollo de estas competencias. Asimismo, la labor del profesorado es fundamental para alcanzar los objetivos marcados por las competencias básicas que, además de los cambios que implica en el modo de enseñar, deberán evaluar a los alumnos no sólo por los conocimientos adquiridos, sino en la medida que estos han contribuido a la adquisición de las competencias y deben enfocar la acción tutorial a este objetivo, orientando y estimulando de manera personalizada el proceso de aprendizaje de los alumnos.



Las Competencias

  • Competencia en Comunicación lingüística: La adquisición de esta competencia supone que el alumno es capaz de utilizar correctamente el lenguaje tanto en la comunicación oral como escrita, y asimismo saber interpretarlo y comprenderlo en los diferentes contextos. Debe permitir formarse juicios críticos, generar ideas y adoptar decisiones. En el caso de lenguas extranjeras, significa poder comunicarse en alguna de ellas de modo que se enriquezcan las relaciones sociales y favorezcan el poder desenvolverse en contextos diferentes.

  • Competencia Matemática: Supone poseer habilidad para utilizar y relacionar números, sus operaciones básicas y el razonamiento matemático para interpretar la información, ampliar conocimientos y resolver problemas tanto de la vida cotidiana como del mundo laboral.

  • Competencia en el Conocimiento y la Interacción con el mundo físico: Es la habilidad para desenvolverse de forma autónoma en distintos ámbitos como la salud, el consumo o la ciencia, de modo que se sepa analizar, interpretar y obtener conclusiones personales en un contexto en el que los avances científicos y tecnológicos están en continuo desarrollo.

  • Tratamiento de la información y Competencia Digital: Esta competencia se refiere a la capacidad del alumno para buscar, obtener, procesar y comunicar información y transformarla en conocimiento. Esto supone habilidad para acceder a la información y transmitirla en diferentes soportes, así como hacer uso de los recursos tecnológicos para resolver problemas reales de modo eficiente.
  • Competencia Social y Ciudadana: Entre las habilidades de esta competencia se incluyen el conocerse y valorarse, saber comunicarse en diferentes contextos, expresar las ideas propias y escuchar las ajenas, comprendiendo los diferentes puntos de vista y valorando tanto los intereses individuales como los de un grupo, en definitiva habilidades para participar activa y plenamente en la vida cívica.
  • Competencia Cultural y Artística: Esta competencia se refiere a la capacidad de conocer, comprender, apreciar y valorar críticamente las distintas manifestaciones culturales o artísticas, así como saber emplear algunos recursos de la expresión artística para realizar creaciones propias.
  • Competencia para aprender a aprender: Se refiere al aprendizaje a lo largo de la vida, es decir a la habilidad de continuar aprendiendo de manera eficaz y autónoma una vez finalizada la etapa escolar. Esto implica, además de tener conciencia y control de las propias capacidades y conocimientos y estar debidamente motivado, el saber utilizar adecuadamente estrategias y técnicas de estudio.
  • Autonomía e Iniciativa personal: Responsabilidad, perseverancia, autoestima, creatividad, autocrítica o control personal son algunas de las habilidades relacionadas con esta competencia, unas habilidades que permiten al alumno tener una visión estratégica de los retos y oportunidades a los que se tiene que enfrentar a lo largo de su vida y le facilitan la toma de decisiones.

Copia exacta de aquí: http://portal.educ.ar/debates/eid/docenteshoy/grupos-heterogeneos/las-competencias-basicas-en-la.php

  • Competencia Emocional: Solo implantada en la Comunidad de Castilla la Mancha. Tiene las siguientes características:

  • - La persona alcanza el nivel de logro requerido en sus emociones.

  • - Producto de la conducta emocional de la persona.

La definición de esta competencia sería algo así como la demostración de autoeficacia en las relaciones sociales que implican emociones, con la creencia por parte del individuo de poseer la capacidad y destrezas requeridas para el fin deseado, éste integrado dentro de los compromisos morales.



NIños_con_ordenadores_-_Jornadas_de_Psicología_TIC.jpg

LAS TICS EN EL ALUMNADO


En este colegio apostamos por las nuevas tecnologías como aboga nuestra Ley (LOE).


¿Qué son las tics?


Las TIC son aquellas herramientas informáticas que procesan, almacenan, sintetizan, recuperan y presentan información de la más variada forma que permiten transmitir, procesar y difundir información de manera instantánea.

- Son de carácter innovador y creativo.
- Tienen mayor influencia y beneficia en mayor proporción al área educativa.
- Se relacionan con el uso de Internet y la Informática.
- Afectan a numerosos ámbitos de la ciencia.
- Constituyen medios de comunicación y adquisición de información de toda variedad a los cuales las personas pueden acceder por sus propios medios.


Objetivos en el ámbito educativo

- Conseguir que nuestros alumnos sean capaces de hacer un uso razonado de las posibilidades que las nuevas tecnologías ofrecen.
- Asimilar y discernir los mensajes y la información que el alumnado recibe aprovechando los recursos didácticos que estas nuevas tecnologías proporcionan.
- Potenciar a los estudiantes y profesores y hacerlos más creativos, comunicativos, mejor preparados y más capaces como individuos.
- Cambiar el papel del profesor que debe actuar como mediador de los procesos de aprendizaje entre los canales de información y el alumno.
- Cambiar el papel del alumno a un sujeto activo que sea capaz de buscar, de seleccionar de una manera razonada, que justifique sus posturas, etc.
pdi2.jpg


Influencia en el mundo educativo

Ø Importancia creciente de la educación informal de las personas
Ø Mayor transparencia, que conlleva a una mayor calidad en los servicios que ofrecen los centros docentes.
Ø Se necesitan nuevos conocimientos y competencias.
Ø Labor compensatoria frente a la “brecha digital”.
Ø Exige nuevas destrezas.
Ø Posibilita nuevos procesos de enseñanza y aprendizaje
Ø Demanda un nuevo sistema educativo
Ø Exige el reconocimiento del derecho universal a la educación.


Los niños se sumergen en este aspecto, ya que les gusta mucho y aprenden jugando. Intentamos introducir elementos tecnológicos en muchos de las enseñanzas-aprendizaje.